1 mes sin azúcar: fin del reto?

Esta semana termina mi reto 1 mes sin azúcar y no podría estar más contenta con el resultado, ha sido una experiencia que me ha aportado mucho, me ha enseñado a reeducar el paladar y descubrir un apetito más real.

¿Qué he sentido estas 4 semanas sin consumir azúcar refinada?

  • Mis hábitos alimenticios han cambiado, mi paladar y apetito se han recalibrado, atrás quedaron esos antojos de dulce, de galletas, de chocolate… ahora disfruto infinitamente de un pedacito de chocolate negro y los batidos de frutas son una explosión de sabor y dulzor. Ya no necesito azucarar mis bebidas, el café lo disfruto mucho más sin edulcorar, su sabor natural me tiene enamorada. Lo mismo me ocurre con tés e infusiones, ya no necesito añadir las dos cucharaditas de azúcar que echaba antes, y esta es una costumbre que me llevo del reto, se quedará conmigo muy a largo plazo.
  • Mi apetito es ahora más real, no como por comer sino que hago 4-5 comidas al día y me quedo satisfecha sin necesidad de andar picoteando entre horas.
  • He desarrollado una hábil destreza a la hora de leer etiquetados e identificar azúcares escondidos en productos que no deberían llevar.
  • Gané energía, mi mente está más despierta y la calidad del sueño es mejor.
  • Tengo la piel más limpia, más clara. He perdido grasa corporal, unos 2500 gr y 4 cms de cintura.

 

Tenéis más información sobre mi experiencia aquí.

¿Y ahora qué?

Ahora continuaré con lo aprendido, tal vez para siempre, pero no como una dieta restrictiva, imposición o castigo sino siendo consciente de que lo que realmente me gusta y le sienta bien a mi cuerpo es la comida real, dejando atrás alimentos procesados cargados de azúcar que no me aportan nada.

Por último señalar que la disminución de la cantidad de azúcar que consumimos es una recomendación urgente  de la OMS, tanto para personas sanas como enfermas. Debemos ser conscientes del impacto que tiene en la salud (diabetes, inflamación, acidez, obesidad…) y el incremento alarmante de ingesta de azúcar a nivel mundial.

Pequeños gestos hacen un mucho, en estas 4 semanas de reto habré dejado de consumir unos 800 gr de azúcar en cafés, tés e infusiones; unas 2 ó 4 tazas de azúcar que hubiera añadido a mis bizcochos semanales; cantidad incuantificable de azúcar escondido en alimentos procesados que no he consumido… un gran ahorro no os parece? Y para esos momentos en los que sentía que mi cuerpo necesitaba azúcar, nada más sencillo y natural que disfrutar de una fruta, un dátil ó un batido verde.

Comparto esta experiencia para quien le sirva y pueda interesar, no como recomendación nutricional. Para mi ha supuesto un ejercicio de autocontrol y autoconocimiento, pienso que todos podemos mejorar notablemente nuestra manera de nutrirnos, desterrando de nuestra dieta ingredientes que no nos aportan nada, ingredientes vacíos.

Os invito a hacer la prueba, no perdéis nada y podéis ganar mucho!

 

15 días sin azúcar, ecuador del reto

Cuando hace unos días os comenté sobre mi reto de eliminar el azúcar refinado de mi dieta durante un mes, os dije que haría una entrada semanal para compartir con vosotros mis impresiones.

En una semana no me dio tiempo a apreciar grandes cambios pero ahora que han pasado 15 días sí que puedo comentaros mis sensaciones.

¿Qué he comido estas 2 semanas?

Mis desayunos han sido los habituales:

  • un vasito de agua tibia con limón seguido de un batido verde (una fruta + hoja verde + superalimento + agua)
  • fruta entera (plátano, kiwi ó manzana) con tahini y semillas de cáñamo, acompañado de un té matcha.
  • También he disfrutado tostadas de trigo sarraceno y aguacate con una tacita de café negro. Quizás no sea lo más saludable del mundo pero mi paladar ha descubierto el delicioso sabor de un café negro sin azúcar y debo confesar que estoy algo enganchada. Próximo reto: reducir el consumo de café.

A media mañana estoy tomando una pieza de fruta, normalmente un plátano. Y sí, después me tomo un cafecito ó té verde.

Mis comidas son muy sencillas, intento incluir en el mismo plato hoja verde + verdura + cereal / legumbre + proteína. Son platos sencillos pero muy nutritivos y variados:

  • Quinoa con tofu a la plancha, verduras y espinacas al vapor;
  • mijo con brócoli y ensalada verde;
  • arroz integral con champiñones, otras verduras y rúcula;
  • hamburguesas de lentejas con ensalada verde
  • hummus con crudités…

A media tarde suelo tomar un puñadito de frutos secos, algo de fruta ó un par de dátiles, a veces también una infusión.

Y ya por la noche, intento cenar sobre las 20h:

  • Sopa de miso con verduras
  • Crema de verduras
  • Ensalada de tomates y unas verduras al horno,
  • tofu a la plancha y espinacas al vapor con levadura nutricional… siempre algo ligero antes de dormir.

¿Qué cambios he notado?

A nivel físico he notado un ligero aumento de energía, una mejora en mi estado anímico y una piel más limpia y brillante. Los primeros dos días tuve algo de dolor de cabeza pero nada intenso. En cuanto al peso, no soy persona que ande todo el día subida a la báscula, me peso muy de vez en cuando, pero para este reto lo hice y en estas 2 semanas he bajado 1500 gr, y lo que más me ha sorprendido ha sido que he reducido mi cintura en 3 cms.

El exceso de azúcar en nuestra dieta hace que acumulemos grasa en nuestra zona abdominal, los azúcares se transforman en grasas si no son quemados. De nada sirve llevar una dieta baja en grasa o con falsos productos light que a costa de reducir grasas y carbohidratos incrementan azúcares para compensar el sabor y que van directamente a la cintura.

Quizás lo más destacable en estas 2 semanas sin azúcar haya sido mi control sobre el apetito y las ganas de comer, me explico…

Cuando el estómago está vacío y tenemos “hambre real”, las células de las paredes liberan una señal de hambre a la sangre denominada grelina que, al llegar al cerebro, actúa en el centro que controla la saciedad y desencadena el deseo de comer.

Después de comer, el páncreas segrega insulina que inhibe el apetito y estimula las células para que absorban el azúcar digerido de la sangre. Cuando los alimentos ingeridos llegan al intestino delgado, las células segregan PYY, otra hormona que reduce las ganas de comer. Después, cuando la cantidad de grasas almacenadas aumenta, las células adiposas liberan la leptina, hormona que inhibe el apetito y las ganas de comer.

Consumir demasiado azúcar puede impedir que la leptina haga su trabajo y nos hagamos resistentes a esta hormona, teniendo constantemente esa sensación de ganas de comer.

Y eso es lo que he notado yo estos días, he pasado de tener ganas de comer constantes a comer únicamente cuando sentía “hambre real”, y a dejar de comer cuando ya me sentía satisfecha y saciada.

También he desarrollado una fuerza de voluntad que desconocía, no me ha costado decir no a los postres dulces y esas galletitas de media tarde han perdido mi interés.

Comparto mi experiencia para quien le sirva, no es en absoluto una recomendación nutricional, para mi está representando un experimento único que me está ayudando a conocerme mejor, a tener más autocontrol, a comer cuando siento apetito de verdad y a dejar de un lado los alimentos que no me aportan nada. Estoy aprendiendo a saborear el dulzor de las verduras y a disfrutar al máximo la explosión de sabor que supone un batido de frutas.

Volveré en dos semanas con mis impresiones finales, si tenéis dudas o queréis preguntarme algo estaré encantada de comentarlo con vosotros.

Infusión contra la retención de líquidos

image

Hay ciertos días del mes que las mujeres tendemos a retener líquidos, para esos días yo me preparo infusiones a base de estas hierbas naturales, y he de decir que alivian mucho los síntomas.
Normalmente lo compro a granel y lo mezclo todo en un galletero viejo con un buen sistema de cierre para que se conserve bien.

  • Cola de caballo: es una planta medicinal con numerosas propiedades para la salud, entre las que destacan la de ayudar a eliminar la retención de líquidos. Además, es un excelente remedio para mejorar nuestra piel, uñas y cabello.

 

  • Diente de león: es una planta medicinal que actúa como un gran depurativo para limpiar el organismo de las toxinas que acumulamos por una mala alimentación, malos hábitos, sedentarismo, etc.

 

  • Abedul: Tiene un efecto depurativo de la sangre y no provocan un efecto desmineralizante como otros muchos medicamentos.

 

  • Regaliz: El regaliz  tiene propiedades antiespasmódicas, antiinflamatorias y tiene una  moderada actividad estrógenica. Su uso puede aliviar el síndrome premenstrual. Beber té de regaliz 3 días antes de que te baje la regla te puede ayudar con los calambres y las molestias.

 

  • Hinojo: Las propiedades diuréticas del hinojo hacen de este vegetal un complemento ideal contra la retención de líquidos, estimula la digestión y aumenta el metabolismo gástrico e intestinal. Su efecto antiinflamatorio a nivel del intestino ayuda a tratar el vientre inflamado y a relajar los músculos de los órganos digestivos. Asimismo, regula la función hepática, por lo que mejora su metabolismo.

 

  • Anís: Ayuda a regular la menstruación y a combatir los problemas de las reglas dolorosas e irregulares. También tiene propiedades carminativas que ayudan a aliviar los problemas de aerofagias, digestiones pesadas, flatulencia, hinchazón abdominal, acidez…

Me pongo 2 cucharadas por medio litro de agua, lo dejo en la tetera y voy tomando durante el dia. Unas veces lo tomo calentito y otras en frio, el regaliz le da un toque muy refrescante. No necesita endulzar.

Mi reto: 1 mes sin azucar

2016-05-05-13.38.32.jpg.jpeg

Hace poco leí un informe de la OMS: “1 de cada 11 personas en el mundo ya tiene diabetes. Una de las medidas para impedir que evolucione a este ritmo es reducir el elevado consumo de azúcar.” Esto me llamó mucho la atención y al momento mi cabeza hizo clic.

De qué me sirve llevar una dieta variada, sana y equilibrada, y practicar deporte si luego le echo dos cucharaditas de azúcar al café o me como ese par de galletas tan ricas o consumo uno de tantos productos que llevan exceso de azúcar camuflado?

Sabéis la cantidad de azúcar que llevan los alimentos que consumimos? El azúcar está escondido en todas partes, prácticamente todo lo envasado y procesado lleva azúcar (pan de molde, patés vegetales, yogures y leches vegetales, barritas energéticas, zumos, cremas y caldos de verduras envasadas… por no hablar de embutidos, salchichas, quesos y demás envasados que encontramos en el súper).

No es mi intención desarrollar un listado de beneficios y perjuicios de consumir azúcar, para eso ya tenemos muchos artículos en la red, escritos por nutricionistas y personas expertas.

No, el motivo de esta entrada es comentaros, compartir con vosotros que voy a prescindir del azúcar y los alimentos procesados que lo contengan durante un mes. Durante todo el mes de Mayo no voy a consumir azúcar directamente ni tampoco los productos que lo contengan. Eso si, por encima de todas las cosas soy una persona flexible y sociable, tengo amigos y familia, quiero decir que en ningún momento sacrificaré una reunión familiar o social por este motivo, intentaré eso sí encontrar alguna alternativa pero en ningún caso este reto boicoteará una puntual reunión social. Esta será mi única excepción.

A priori puede parecer difícil y complicado pero yo no lo veo así, quizás lo que más me cueste sea prescindir de la leche de arroz que compro habitualmente, o del pan de semillas tan rico con el que suelo acompañar mis comidas, pero siempre puedo hacerlo casero.

Por lo demás continuaré como siempre, mis zumos y batidos verdes por las mañanas, ensaladas verdes, frutas, verduras, legumbres… estoy segura que pronto comenzaré a notar cambios. Hoy es 5 de Mayo, finalizaré el domingo 5 de Junio, así que los domingos os contaré cómo lo llevo, una pequeña actualización a la semana, os parece interesante?

De momento he de deciros que llevo 3 días tomando mis tés y cafés solos, sin leche ni azúcar, y oye que le estoy cogiendo el gusto, disfruto mucho más su aroma y sabor.

Como siempre compartiré por Instagram pedacitos de mi rutina, podéis seguirlo por ahí también.

Os invito a que hagáis la prueba como yo y os retéis a vosotros mismos, seguro que son muchos los beneficios.

 

 

Piruletas de plátano, chocolate y virutas de pistacho

image

Una merienda sencilla y deliciosa para hacer felices a los más pequeños (y a los no tanto).

Ingredientes:

2 plátanos maduros
2 cucharadas aceite de coco
200gr chocolate con 85% de cacao
2 puñados de pistachos
8 brochetas largas de madera

Procedimiento:

Cortamos las brochetas en dos para que no sean tan largas, de forma que ahora tendremos 16.
Insertamos una rodaja de plátano en cada brocheta y reservamos en el congelador mientras preparamos la cobertura de chocolate.

image

En un bol fundimos el chocolate (yo utilicé Lindt) y el aceite de coco al baño maría, mezclamos bien a medida que se deshace.
Mientras tanto pelamos los pistachos y trituramos al gusto, podemos pulverizarlos o dejarlos tipo crocanti.
Sacamos las rodajas de plátano del congelador y bañamos en el chocolate fundido, añadimos las virutas de pistacho y volvemos a introducir en el congelador mínimo 1h para que solidifique.

image

image

image

image

Servimos las piruletas bien frías pero no congeladas.

Con el chocolate sobrante podéis bañar otras frutas, por ejemplo manzana (como en las fotos de abajo) ó incluso hacer pequeños bombones en cubiteras de hielo, introduciendo un pistacho en el centro.
Tan solo debéis conservar en frigorífico y disfrutar cuando más os apetezca.

image

image